Archivo

¿Contáctamos?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

Created by Templates Zoo

Renacuajos infantil

El valor de la historia de cada uno

Detrás de cada educador hay una historia...

El educador es lo que es y hace lo que hace por todo lo que ha vivido.

El valor de la historia de cada uno
Hay historias de historias.

Ocurre que algunos educadores utilizan su historia para justificar determinadas prácticas que pone en marcha en su aula. Por ejemplo "a mí de pequeña me gritaban y no pasaba nada", "ahora no se les puede decir nada a los niños", "llevo un día...",...

Evidentemente no siempre estamos igual y a veces es difícil establecer un límite para que esa historia no repercuta en la atención de los más pequeños. Al fin y al cabo no somos de piedra.

También ocurre que vamos acumulando experiencias y a veces chocan con las expectativas que teníamos. ¿Qué ocurre en este caso? Pues que como no se procesen de la manera adecuada, son una carga que llegado un momento nos saturará y nos quemará.

Graffiti Lavapiés
A veces las  historias son una carga pesada...

El problema está en que nadie nos enseña a procesar las experiencias que vivimos, ni nos enseñan a digerir de una manera respetuosa las emociones que sentimos. 

A veces ocurre que una historia duele o sentimos una emoción muy intensa que nos desborda y queremos suprimirla, por ejemplo enfado o ira. Pero no somos ordenadores aquí no existe el Ctrl+Z. Tenemos que aprender  a analizar y reflexionar sobre  las situaciones del día a día que se dan o las emociones que sentimos, sacarles provecho y seguir enfrentándonos a nuestro día a día sin que nos hieran pero aceptando de una manera respetuosa esa emoción.

Por nuestro trabajo como educadores a veces en la escuela conocemos historias... El problema es que trato le damos a esas historias. A veces esa historia sirve para juzgar o para etiquetar a los niños/compañeros/familias.

El repeto por la historia de cada uno es vital

Los educadores necesitan empatía con las historias de cada uno y conocer su propia historia. A veces nos cerramos en banda y no vemos que detrás de determinadas conductas, formas de actuar,... de los niños y de las familias está latente su historia. 

Tenemos que velar por respetar la historia de cada uno, escucharla con todos los sentidos (el valor de una mirada cuando alguien nos cuenta su historia, la posición corporal, una lágrima que se escapa al recordar una parte dolorosa para la otra persona,...). La historia de cada uno hay que mimarla porque, a fin de cuentas, lo importante de nuestro trabajo son las personas (niños, familias, educadores,...) y su felicidad.
________
Imagen 1. Puente de A Pontenova (Lugo).
Imagen 2. Graffiti que podéis encontrar en Lavapiés (Madrid).
Imagen 3. Graffiti que podéis encontrar en Vitoria.

4 comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo. Las vivencias influyen directemente en la personalidad y forma de trabajar. Me parece muy interesante la reflexión que haces sobre este tema puesto que es algo que yo analizo bastante en mi y en los companeros que me rodean, me ayuda a comprenderme/los mejor y a intentar gestionar mis emociones o sus estados de ánimo. Un saludo Isa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aporte Eva. Saludos.

      Eliminar
  2. Una entrada muy interesante,me ha gustado mucho. Muy buena semana :)

    ResponderEliminar

¡No os olvidéis de dejar vuestra huella por aquí!