Archivo

¿Contáctamos?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

Created by Templates Zoo

Renacuajos infantil

¿Carnaval en el 0 a 3?

Tic, tac, tic, tac,...

Quedan unos días para celebrar los Carnavales en muchas escuelas, algunas la harán antes otras después.

Carnaval educación infantil
¡En 3,2,1,...!

En muchas escuelas se introducen festividades en el día a día sin someterlas a un proceso de reflexión y debate y sucede que se acaban dando situaciones que rozan lo absurdo:

1. Niños que no quieren disfrazarse y son obligados.
2. Niños que son obligados a desfilar o actuar delante de los padres.
3. Niños de un año que están formando una imagen de sí mismos se le impone un disfraz, elegido por un adulto.
4. Escuelas que durante el mes antes a la celebración se suman en el caos: prisas, desorden en alguna aula o sala de profesores, desatención por parte del adulto al grupo de niño porque está dibujando o recortando en la propia aula, sobrecarga laboral de los educadores,...
5. Familias saturadas con tanto disfraz y a las que se les pide un esfuerzo económico tras de otro: en muchas escuelas no solo se disfrazan los niños en carnavales sino que es algo recurrente en Navidades, fiestas de la comunidad, fiestas de fin de curso,...
6. Tradiciones culturales que se ven corrompidas por maestros que dicen "que con niños tan pequeños no lucen", vamos que las consideran aburridas y poco glamurosas para lucirse delante de los papás y mamás.

Considero que sí se puede celebrar pero hay que reflexionar e intentar lograr que sea una fiesta consciente, significativa y respetuosa para los más pequeños.
¿Cómo enfocamos el Carnaval en la escuela?

Más que reflexionar sobre cómo está recogido en el proyecto educativo es profundizar sobre el día a día de la escuela durante esas fechas. En el proyecto educativo hay mucha palabrería que luego en el día a día no es tal.

Así por ejemplo se puede poner que uno de nuestros pilares es la educación medioambiental y en vez de hacer disfraces con elementos de reciclaje el centro compra las bolsas de plástico. Cuando deberíamos de saber que en algunos casos esas bolsas nos duran un telediario y acaban en el contenedor, tardando un promedio de 150 años en degradarse.
También aparece en el proyecto educativo la educación para la paz pero no es raro ver a un adulto "obligando" a disfrazarse a un niño.

Carnaval educación infantil
¡Qué se nos va de las manos!
  
¿Cómo vivimos los adultos esta fiesta?

¿Con prisa?, ¿con calma?, ¿nos gusta?, ¿nos disgusta?,... Es importante conocernos y profundizar sobre lo que nos evoca esta festividad. Porque aunque nos parezca una tontería irradiaremos esa impresión en los niños. Hay educadores que se estresan con mucha facilidad en esta época y es posible que esto se lo traslade a los niños.
¿Cómo se organiza a nivel de centro?

Aquí hay mucho para reflexionar, pero la pregunta clave es: ¿quién toma la decisión de cómo se celebra y por qué? 

  • Inversión económica: Supone una inversión económica la realización de trajes o decorados y aunque ya contemos con los materiales en el aula, eso ha costado dinero. ¿Se pide colaboración a las familias?, ¿cómo se actúa ante una familia que no puede contribuir económicamente?, ¿se piden los materiales o una parte de ellos a los padres?, ¿qué criterios se siguen para seleccionar donde comprar el material?, ¿se colabora con otras entidades, administraciones,...?, ¿cómo son los disfraces con bolsas de plástico o con tela?, ¿cómo se suplen las carencias materiales de la escuela?,...
  • Inversión de tiempo: ¿Cuánto tiempo antes empezamos a trabajar en esta fiesta?¿se deja para el último momento?, ¿cómo se distribuye el tiempo?, ¿cómo se resuelven los conflictos que surgen?,...
  • Inversión de esfuerzo: ¿Se lleva  a cabo un trabajo colaborativo con las familias?, ¿se disfrazan todos los niños de lo mismo?, ¿pueden ir cómo quieran?, ¿es cada tutor el que escoge el disfraz del grupo?, ¿se juntan las familias en el centro y organizan algo para los niños?, ¿participan los niños en su elaboración?, ¿quién elabora los trajes?, ¿cómo se reparte el trabajo?,...

¿Cómo se organiza a nivel de aula?

Aquí hay mucho para reflexionar, pero la pregunta clave es: ¿quién toma la decisión de cómo se celebra y por qué?, ¿y por qué se celebra así?,...

  • ¿Cómo es el acercamiento de los niños con esta festividad?, ¿cómo se trabaja en cada grupo de edad?,...
  • ¿Se trabajan con fichas?, ¿se hacen manualidades como máscaras?, ¿se plantea una unidad didáctica o un proyecto?, ¿se ponen rincones en el aula relacionados con estas fiestas?,...
  • ¿Cómo se involucran a las familias para acercar esta fiesta?, ¿se les pide material?,...
  • ¿Cómo actúa un adulto ante un niño que no quiere disfrazarse o no quiere ponerse algún elemento de atrezo?, ¿lo fuerza a hacerlo?,...
Carnaval educación infantil
El Carnaval en la escuela no puede ser un pegote mal puesto.

Considero que el Carnaval se nos va de la mano en las escuelas, dado que la idea en estas etapas es acercar los acontecimientos culturales de una manera acorde a los niños, respetuosa y significativa.

Es fácil, simplemente hay que ponerse en la piel de los niños. ¿Qué sienten ante esta fiesta? En función de la respuesta a esto hay que ser consecuentes.

12 comentarios

  1. Desde luego, los que trabajamos con niños y niñas siempre tenemos esa premisa:"ponerse en la piel de nuestros pequeños" y por supuesto respetar sus particularidades,tarea nada fácil pero apasionante. ¡Feliz carnaval Isabel! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es que no considero que siempre nos pongamos en la piel de los pequeños. Hay educadores que sí, pero hay otros que no.

      ¡Feliz Carnaval! Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. Yo siempre que me disfrazaba era por obligación del cole, personalmente no me gustaba y en la ESO que es cuando dejaron de obligar, no me volví a disfrazar. Habría que haber más elección libre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso también era por obligación pero en casa era de lo que yo quisiera. ¿Adivinas con cuál disfrutaba más? Un abrazo.

      Eliminar
  3. Una entrada muy completa y con muchos puntos de vista...
    Gracias, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por supuesto. Siempre se pueden ver las cosas desde diferentes puntos de vista. Un abrazo grande.

      Eliminar
  4. Como psicóloga infantil te doy las gracias por esta entrada. En un momento actual en el que tanto se habla de educar y criar en el respeto, qué poco respetamos los procesos de desarrollo!!!! El disfraz tiene a vez con el juego simbólico y ello antes de los 3 años no sólo es un sinsentido sino que sometes a los peques a situaciones de confusión que inciden en la construcción de su identidad. La infancia no es una etapa para que los convirtamos en muñecos con los que jugar, la infancia es la etapa más importante para el desarrollo infantil y para construir personalidades sanas y fuertes ¡POR FAVOR, RESPETEMOS A LOS PEQUES, SON EL FUTURO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empieza a despertar la conciencia pero aún queda mucho camino... Gracias por compartir tu opinión. Un saludo.

      Eliminar
  5. Muy interesante , es un análisis muy detallado que invita a repensar y modificar algunas acciones que llevamos a cabo los adultos sin respetar las etapas de los niños.
    Feliz carnaval Isabel.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que esta entrada invite a la reflexión de los adultos sobre determinadas prácticas. Un saludo.

      Eliminar
  6. Me alivia esta entrada pensaba q staba loca, qyo era la única q veía lo absurdo del carnaval de 0-3 planteado más para los padres que para la transmisión de la nuestra cultura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede celebrar el Carnaval pero hay que darle una vuelta. Para lograr que sea significativa y respetuosa. Un saludo.

      Eliminar

¡No os olvidéis de dejar vuestra huella por aquí!