Archivo

¿Contáctamos?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

Created by Templates Zoo

Renacuajos infantil

Sobre coeducación en las escuelas de 0 a 3 años

Reflexionando sobre coeducación: Un tema que está muy presente en la teoría pero a la hora de ponerla en práctica, aún tenemos mucho que hacer. 

La verdad es que es un tema que daría para mucho, pero no me quiero extender. Así que en esta entrada me voy a centrar en el rol de las educadoras y los educadores

PARTAMOS:
  1. Coeducación: NO es una labor, exclusiva, de las familias. Es una labor de todas y todos.
  2. En la etapa de 0 a 3 años se suele alegar que son niñas y niños muy pequeños que no se enteran de nada. Son esponjas, absorben lo bueno y lo malo, y desde el minuto 0 (concepción) se estará influyendo directa o indirectamente en ellas/ellos. 
  3. Se presume muchas veces de plantear actividades puntuales o proyectos para trabajar la coeducación. Está bien, es un apoyo, pero no es relevante para esta etapa porque suelen ser ajenos a sus intereses, a su momento evolutivo y a sus necesidades.  

Esto nos lleva a la gran pregunta: ¿cómo se trabaja la coeducación en la etapa de 0 a 3 años?

Desde el día a día: es decir desde el mimo, el cuidado, la delicadeza, el sentir,... de los momentos cotidianos. Y esto nos lleva a REFLEXIONAR sobre una serie de ítems:

1. Sobre el personal del centro:
  1. Si existe pareja educativa en las aulas y son de distinto sexo: ¿qué función ocupa cada uno a la hora de cambiar pañales, dar comidas, hablar con los padres,...?  
  2. ¿Tenemos formación en materia de coeducación?, ¿es suficiente?,... 
  3. ¿Las niñas y los niños en su día a día pueden ver a una educadora arreglando una estantería o solventando algún problema con la tablet o la pizarra digital o tenemos que llamar al de mantenimiento o al informático (que normalmente es un hombre)? 
2. Sobre el lenguaje verbal:
  1. ¿Las educadoras nos sentimos cómodas cuando hablamos con los padres (varones) sobre crianza o nos incomoda?
  2. ¿Empleamos un lenguaje, oral y escrito, inclusivo que invite a hombres y mujeres a participar en la escuela?, ¿nos sale como algo natural o es forzado?,... 
  3. ¿En el día a día cuidamos el lenguaje que le dirigimos a las niñas y a los niños?, ¿usamos el masculino siempre -y nos justificamos que según la RAE integra a ambos sexos-?, ¿alternamos el masculino y el femenino?, ¿usamos siempre el femenino?, ¿empleamos algún truco tipo: cuento los alumnos que tengo y si la mayoría son niñas pues empleo el femenino, si por la contra la mayoría son varones me decanto por el masculino?
  4.  Insisto... ¿cuidamos el lenguaje que dirigimos a las niñas y a los niños? "Mañana dile a mamá que te haga un bocadillo", "mañana dile a mamá que..."
  5. ¿Soltamos alguna broma relacionada con estereotipos en la escuela?
3. A pie de aula (posición corporal, la mirada, la actitud,...):
  1. Cuándo estamos en el aula, ¿a quién miramos más, a las niñas o a los niños?
  2. ¿Somos más afectuosas/os con las niñas que con los niños?
  3. ¿Nos sentimos cómodas cuando un niño juega a las cocinitas o cambia el pañal de un muñeco o cuando una niña se pone a jugar a disparar?
  4. ¿Cómo es nuestro tono de voz cuando hablamos a una niña?, ¿y a un niño?, ¿se les habla con el mismo tono ante una misma situación? 
  5. ¿Se pide más ayuda a unos o a otras dependiendo del tipo de actividad, por ejemplo para limpiar se pide más la colaboración de las niñas?
  6. ¿Qué rol ocupamos en los momentos de juego libre/espontáneo?, ¿tendemos a entrometernos cuando vemos situaciones que se salen de la norma, por ejemplo una niña jugando ruidosamente? 
4. Materiales, actividades,...
  1. A veces entran catálogos de juguetes en las aulas: ¿sabemos leer entre líneas esos catálogos?, ¿somos conscientes de la influencia, directa o indirecta, que puede tener en los más pequeños?, al ser niños tan pequeños ¿de qué manera deberíamos enfocar el trabajo con este material?, ¿deberían de entrar en las escuelas?,...
  2. ¿Cómo compensamos la influencia de los estereotipos existente en cuentos de toda la vida? 
  3. ¿Somos conscientes de las oportunidades que nos ofrece el entorno en materia de coeducación? 
  4. ¿Somos críticos con las piezas audiovisuales (cortometrajes, vídeos,...) qué ofrecemos a las niñas y a los niños?, ¿qué filtro establecemos?, ¿cómo podemos compensar, desde la escuela, los estereotipos que reciben de la tele, publicidad,...?,...  
  5. ¿Qué rol asumimos a la hora de decidir qué entra en el aula y qué no?, ¿pasivo- nos es indiferente-?, ¿activo- sometemos a crítica el material-?,... 
  6. ¿Somos conscientes de los estereotipos de género que estamos transmitiendo con los murales, las láminas,... qué pegamos en las paredes?
  7. ¿Las canciones de nuestro repertorio tienen un cierto cáliz sexista?, ¿se pueden considerar neutras?, ¿tienen algunos elementos sexistas pero podemos jugar con ellas?,... 
  8. ¿Realizamos distinciones entre niños y niñas: por ejemplo en el perchero y/o en el mandilón a las niñas les ponemos una flor y a los niños un coche?    
5. Sobre los conflictos:  
  1. Conflictos que surgen con los padres. Por ejemplo una madre que no está de acuerdo que el niño se ponga faldas en el rincón de disfraces. ¿Cómo se soluciona?, ¿se prohíbe al niño ir al rincón de disfraces?, ¿buscamos consenso con la familia del niño?, ¿pasamos de lo que nos dice la madre?...

En definitiva, soy muy consciente de que es un tema sobre el que hay que reflexionar mucho más y muy profundamente porque seamos realistas proponer una actividad, una unidad didáctica o un proyecto relacionado con la coeducación solo es la punta del iceberg. 

Con niños pequeños siempre tuve claro que eso no iba a funcionar, que había que trabajar desde el ejemplo (cuidando el lenguaje, mimando los momentos de juego o situaciones cotidianas que se dan,...) y desde el día a día.

En este tema, creo que lo que brinda el entorno es una buena situación de partida y la realidad es que está muy desaprovechado. Por ejemplo en vez de presentarles una lámina donde se ve a mujeres llevando a cabo profesiones de hombres o viceversa a lo mejor tiene que venir al aula: la bombera, el maestro, el farmacéutico, la veterinaria, la agricultora, el peluquero, el enfermero, la médica,... 

¿Y vosotros qué pensáis sobre este tema?, ¿cómo trabajáis la coeducación con los más pequeños?

4 comentarios

  1. Interesante artículo, Isabel. Ya lo creo que hay que pensárselo muy bien. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus palabras, Blanca. Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. Una entrada fabulosa, Isabel. Gracias por compartirla. Muy buena semana. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus palabras, Ana. Un abrazo grande.

      Eliminar

¡No os olvidéis de dejar vuestra huella por aquí!