Archivo

¿Contáctamos?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

Created by Templates Zoo

Renacuajos infantil

El papel de la actividad libre en la etapa de 0 a 3 años

Hoy os traigo una anécdota de una chica que compartió conmigo a través del correo y me apetecía traerla aquí para reflexionar (por supuesto con su permiso)...

Aquel día, en pleno mes de agosto, entré en el aula de dos años porque su tutora se tenía que ir y me tocaba sustituirla... Nada más entrar, vi a los niños sentados -cada uno en su silla- no lo voy a negar se me parte el alma verlos así. Me dijo la tutora qué hiciera lo que quisiera con ellos pero que tenían que estar un tiempo sentados -"para que se vayan acostumbrando para el cole"-. Vamos, que la cosa no podía ir mejor -modo ironía activado-.

Saludé a cada uno de los niños y les pregunté: "¿Qué os apetece hacer?" Recibí respuesta de tres alumnos que habían estado de septiembre a junio en mi grupo de las tardes -cada tres semanas tengo jornada partida por lo que coincidía con ellos-. Pregunté al resto, concretando más "¿os apetece puzles, pintar,...?". Al final, no sé muy bien cómo, todos querían pintar o no me contestaban.

Repartí un folio a cada uno con su nombre, y coloqué los botes con ceras en el medio de las mesas, les dije que podían pintar lo que quisieran.

De repente una de las niñas me dice: "No hay un sol para pintar".  La miré y le dije: "¿seguro?, ¿no tienes una hoja en blanco?". Ella me respondió: "no hay un sol para pintar". Si bien es cierto que razón no le faltaba, al final logré convencerla de que podía hacer trazos libremente con la cera como algunos de sus compañeros.

También observé que uno de los niños no tenía cera, le pregunté: ¿no te apetece pintar? El niño me respondió "no tengo cera". Lo animé a que tomara él, una del bote, que estaba colocado en el medio de la mesa. Tomó la iniciativa, pero tuve que encauzarlo yo.


Cuando salí, pregunté a una de las educadoras ¿cómo era el día a día en aquella aula? Me comentó que trabajaban por programación editorial, se aplicaba el libro tal cual y lo niños trabajaban por fichas.

Observé que los niños que habían estado conmigo por las tardes, sabían salir del apuro, tenían iniciativa (cada uno cogía la cera y empezaron a dibujar sin que la educadora tuviera que pautar el trabajo todo), estos niños hablaban mientras dibujaban y pasaron un rato agradable. Pero los otros estaban perdidos porque estaban acostumbrados a un trabajo más pautado y en silencio- incluso llegué a escuchar a una niña decirle a un niño "cállate, no se habla mientras se trabaja"-.
______________


Esta anécdota me permite reflejar un ejemplo de que emplear metodologías tan cerradas y limitadas -como son las fichas-, coarta al niño. El niño quiere experimentar, quiere tocar, quiere explorar... y la actividad libre (dibujar, bailar, jugar,...) es vital para un niño sano emocional y físicamente. Por eso  me parece fundamental dar tiempos de calidad para la actividad libre.

¿Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos en nuestra manos?, ¿somos lo suficientemente críticos con esas metodologías o pedagogías que nos están vendiendo como "lo más de lo más" y que van en detrimento de los más pequeños?, ¿qué papel le damos a la actividad libre en el día a día a de la escuela -al fin y al cabo podemos decir que le damos protagonismo pero si estamos continuamente interrumpiendo y tocando las narices, pues va ser que nos cargamos la esencia de esas actividades-?,...

8 comentarios

  1. Se me parte el alma leyendo esta anécdota! La patita este año esta en 1º de infantil y tienen libro!!!! Tengo pendiente una reunión con su maestra en la que hablaré con ella sobre el uso que le dan al libro. Ella es encantadora y super amorosa con los peques, de hecho ella misma fue mi maestra en infantil y le tengo mucho cariño. Solo espero que el dichoso libro solo sea un apoyo para momentos puntuales, porque si pretenden seguirlo y ya me va a dar algo!!!! Nosotros en casa "trabajamos" muchisimo el juego libre y hacemos miles de actividades super divertidas, pero porque yo soy un culo inquieto y paso mucho rato buscando cosas que hacer. Pienso en los peques cuyas familias no tienen ese tiempo que dedicar a hacer cosas divertidas con sus peques y me da muchisima pena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Mamá Pata. Espero que las fichas sean para un momento puntual. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola. interesante y muy ilustrativo ejemplo el que compartes con nosotros. Tu método de dejarles libertad, que pinten disfrutando, compartiendo material y charlas... es mucho más edificante e instructivo para ellos que no seguir una conducta casi 'militar' de no hablar, de no compartir y de no poder tener iniciativas para decidir... Es una pena porque no todos los profesores apuestan por tu forma de trabajar que es el que deberían seguir todos y más en estas primeras edades en donde tenemos que estimularlos y hacerles sentir felices y seguros... Todos deberíamos defender una escuela que educa pero basada en una escuela que enseña a pensar, a ser crítico, a ser competente, a ser creativo, a ser innovador, a valorar a los demás y a uno mismo. Así es la escuela que deberíamos tener sin olvidar que los protagonistas son los niños. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Por desgracia todavía en muchos coles siguen esas metodologías cerradas que coartan en sobremanera la libertad de los niños. Me ha gustado mucho tu entrada, Isabel. Un biquiño y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que os guste y que espero que haga reflexionar. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Teniendo en cuenta que son unos tramos de edad cuyo desarrollo es el que es, debemos ofrecerles oportunidades a los niños de descubrir, explorar o investigar para que saquen sus conclusiones de sus propias acciones. Ellos cuando se les da estas oportunidades con material, elementos y sustancias muy diversos (en cuanto a texturas, de la vida cotidiana, de la naturaleza,...), respetando las necesidades sel niño, es más educativo que una instrucción prematura. Quiero traer aqui que desde que conozco esta etapa infantil por los años 80 (1.981 en adelante y especialmente en el IV Congreso de Escuelas Infantiles celebrado en Gijón, mayo de1982) cambio mi pensamiento sobre la labor que se hace con estas edades.Por ello me atrevo a mencionar la inquietud que ya se daba (se sigue dando pero parece algo oculta frente a metodologías muy asépticas y preparatorias para se un "as" en futuro "cole"como escribes arriba) y que empecé a conocer en cuanto a movimientos pedagógico que renovaban la educación, pedagógos, investigadores, pediatras, etc. que daban importancia 0-6 años como la Asociación Rosa Sensat, Reggio Emilia cuyo promotor fue Loris Malaguzzi, Lapierre y Aucouturier, Goldschmied, Pikler y el instituto Lozcy, Método Montessori, pedagpgía Waldorf, Tonucci, Irene Balaguer, Carmen Colls, Alfredo Hoyuelos, las escuelas i.i. municipales de Pamplona, Gema Paniagua y Jesús Palacios, Raymond Tavernier, etc. Con todo esto plasmo que parece ser que nunca se instala en la sociedad todo lo que se ha hecho y se sigue haciéndose desde hace más de un siglo por los primeros años de la vida de la persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo.

      Eliminar

¡No os olvidéis de dejar vuestra huella por aquí!