Archivo

¿Contáctamos?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

Created by Templates Zoo

Renacuajos infantil

Conversamos con... Marta Arteaga


Hoy conversamos con Marta Arteaga, una persona polifacética donde las haya y que nos ayudará a conectar con nuestro niño interior. Aprovecho para agradecer a Marta Arteaga que haya hecho un hueco para responder estas preguntas: Mil gracias.
 
 ©Daniel Keral

¿Quién es Marta Arteaga?

Un ser humano con alta sensibilidad; con mucho respeto y amor por el ser humano (en especial los niños) con un don para la comunicación y la palabra, con un gran amor y pasión por la expresión artística y una intención clara de que sea más fácil y placentero vivir en este mundo.

Tome acción en mi vida y en mitad de mi carrera como periodista en importantes medios de comunicación, como presentadora y locutora, decidí escucharme y compenzar a Hacer ARTE como bien dice mi apellido.

Empecé a compaginar la comunicación con mi propia expresión creativa: a través de la escritura: poesía, cuentos, dramaturgia, cine, interpretación, dibujo, voz, narración oral… Descubrí que tenía muchas cosas que contar de cómo percibo el mundo y que además ayudan a las personas a ser más felices. Me sentí útil.

Gané felicidad y conciencia de quién soy, de mis límites y cualidades y me hizo mucho bien, tanto que decidí formarme pedogógicamente y psicológicamente (arteterapia, coaching) para poder compartir todo lo que había aprendido para mi misma que me servía para vivir más con el corazón a un ritmo más acorde a mi intuición.

Así que creé formaciones de expresión creativa (Despertar y desbloqueo del Niño interior Esencial) en los que se potencia la empatía y las inteligencias múltiples en espacios libres de juicios: un entorno cuidado en el que emergen los valores innatos al ser humano a través del juego, la improvisación y la creatividad

Hablas mucho de conectar con nuestro niño interior, puede sonar un tanto etéreo, dinos… ¿qué es?

Es algo que está dentro del cuerpo, físicamente, en nuestro corazón: es todo lo que hace latir nuestro corazón. El niño interior esencial para mi vive en nuestro corazón y está hecho de todos los tesoros que somos: nuestros valores y capacidades innatas. Es la semilla de nuestro árbol.

Para escucharlo es sencillo: se trata de bajar de la cabeza al corazón. Desaprender todos esos programas mentales que nos alejan de nuestra esencia genuina que no es otra que hacer lo que te resulta placentero y se te da bien, de manera natural.

Todos nacemos con dones y talentos únicos, con el objetivo de ponerlos en el mundo, expresar quiénes somos cómo percibimos el mundo, nos permite dar lo mejor de nosotros: de nuestra semilla salen nuestros frutos.

Somos un gran puzzle, cada pieza es fundamental para la foto.

¿Por qué de repente un día en nuestras vidas, rompemos con nuestro niño interior y nos volvemos "serios" y hacemos cosas de adultos? Hay algún culpable, ¿quizás el sistema educativo?...

Esa es la pregunta que más ha despertado mi curiosidad antropológica en los últimos años.
Para esa pregunta cada uno tiene su respuesta particular.

Por mi experiencia he comprobado que hay un factor común: todos buscamos una manera de ser amados porque a priori el sistema educativo, y social (que creamos entre todos) nos vende que: “no podemos ser amados por ser quienes somos”.

El sistema educativo tiene mucho que ver, viene de la era industrial productiva, está años luz de la realidad actual en donde se necesitan respuestas creativas que den soluciones a problemas reales y concretos del mundo real.

El mundo en el que nos hemos educado está concebido para “tener que ser” de una forma determinada para recibir amor. Si no eres así no te quiero. Si tienes un pensamiento original mal, eres un rebelde. Si crees que puedes hacer algo por ti mismo mal, es mentira. Ese es el gran mal la falta de amor. “Tienes pájaros en la cabeza” cuando eres creativo, “eres tonto” cuando quizá tu inteligencia no sea lógico matemática pero seas un genio de la inteligencia intrapersonal e interpersonal.

Aprendemos que por ser quienes somos no somos amados y vamos cayendo en la trampa de incorporar todas esas etiquetas de juicio que nos alejan de quienes somos… hasta deshumanizarnos.

Toda esa rabia de no permitirnos ser se traduce en pelear con los demás porque nos sentimos inferiores, se traduce en consumir o en ser adictos a todo, para llenar vacíos del corazón y del alma… pero no funciona… sólo funciona el amor.

Cada vez que nos creemos algo que no somos se instala un programa mental en nosotros que nos limita nuestra capacidad innata… acabamos llenos de caretas. Se trata de ir quitándote una a una, hasta volver a ver tu verdadero rostro limpio, sentir tu corazón y decir “esto soy yo”. Y perdonarte… por haberte hecho tanto daño y haberte querido tan mal.

Y por supuesto fomentar un cambio educativo en el que se respete el valor único de cada niño, a través del juego, la expresión creativa, a través de las inteligencias múltiples, la educación emocional, autoestima, la empatía y la conciencia de uno mismo: cuando un niño es consciente de sus talentos y dones, lo es también de sus límites y ya no necesita compararse ni compatir, al revés, va a potenciar lo mejor que es, y a cooperar con sus compañeros; la intención natural al ser humano es dar lo mejor que somos, y ayudar, necesitamos sentirnos útiles y pertenecer al grupo.

Cada niño es un tesoro importante, es un árbol que podemos arrancar, pisotear, talar, o dejar que crezca fuerte y seguro, y maravillarnos de los frutos que da. Nacemos para dar nuestros frutos, para crear lo que somos: es la energía de la vida: creativa, lo que no creamos nos destruye, por eso este mundo está tan enfermo. 

¿Por qué los adultos nos emperramos en que los niños hagan cosas de adultos cuando muchos de ellos reconocen que la infancia es la mejor etapa de nuestras vidas?

Tras años investigando este aspecto en mis propias carnes y en otros seres humanos he visto claro que la actividad en exceso esconde una verdad: llenar el vacío de sentir que no eres amado por ser quien eres. Ninguna actividad va a llenar esa sensación.

Vuelvo a la autoestima:
si uno reconoce quién es, sabe qué le hace único, no necesita competir, ni compararse, es uno más: Imagínate a un bosque de árboles compitiendo por quién es mejor… carece de sentido. Este mundo repite constantemente el mensaje de: “no eres válido por ser quién eres”.

Obviamente los padres han de ponerse en contacto con su niño interior para poder tratar con respeto a los niños, si no te respetas a ti, ¿cómo vas a respetar a tu hijo? ¿si no te permites “jugar” cómo vas a permitir que tu hijo “no sea productivo” y esté jugando?

Da miedo porque supone reconocer que todos hemos vivido una gran mentira, y hacernos responsables de que nos han hecho daño y nos hemos dañado, no es fácil. Tiene su complejidad asumir un auto.maltrato. Eso sí: es más fácil de lo que parece volver a tratarse bien a uno mismo y como consecuencia a los demás. A mi este tema me ocupa por eso he creado una manera sencilla de hacerlo a través del juego. Porque si no es jugando, no aprendemos, o desde luego otra manera que no sea divertida (¡con la que tenemos encima!) a mi no me vale. ¡Facilidad gracias!

La infancia no es una enfermedad de la que salir cuanto antes: la enfermedad es no respetear el crecimiento de cada persona. El juego es fundamental para establecer las conexiones neuronales, todo lo que no hacemos en su edad nos pasa factura más adelante… la vida sí que nos hace repetir asignaturas cuando no respetamos su ritmo.  No se puede ir en contra de la vida. Se puede… pero carece de sentido.

Es un problema de desconocimiento de cómo funciona el cerebro del ser humano, de qué necesita, de cómo somos y cómo crecemos… es normal que si no sabemos algo cometamos errores. 

En nuestra formación como educadores, nos enseñan la importancia de esa mochila que traemos detrás, en la que están todas nuestras experiencias, recuerdos,... y eso influye de alguna manera a la hora de estar en una clase. No sé si compartes esto pero... Desde tu punto de vista, ¿qué papel ocupa conectar con el niño interior en el personal que se dedica a la educación?

Sucede lo mismo que con los hijos: los niños van a exponer un zoom exterior de los aspectos que no tenemos aceptados de nuestro interior.

Si no nos damos tiempo para jugar porque sí, (sin ser productivos) nos va a molestar que un niño juege “de más”… Si no nos permitimos cantar o dibujar porque un maestro en nuestra infancia nos dijo “cantas mal” le repetiremos a un niño: “canta mal”. Y suma y sigue.

Tenemos un juez interno demoledor hecho de todas esas palabras feas que nos han dicho y nos hemos creído que somos… palabras que anulan nuestra libertad de ser nosotros mismos.
Un maestro tiene un poder real sobre el crecimiento de los niños, lo sabemos.
Hay maestros maravillosos, cada vez más. ¡Gracias!

Es un acto de responsabilidad observar lo que se repite y cortar con esta cadena, y hacerlo de otra manera. Si no te gustó que te lo dijeran ¡no lo repitas!. Es simple.
Yo aconsejo conectar con el niño interior a los mecánicos, a los farmacéuticos, a los artistas (por supuesto) a los cirujanos, a las amas de casa, a los abuelos, a los actores… ¡a todo el mundo! Y a personas cerca de niños ¡por supuesto!

Eso sí, no seré yo quien le diga a nadie lo que tiene que hacer, yo lo hago conmigo misma y es eso lo que comparto: ofrezco una manera, un espacio donde hacerlo de forma divertida y placentera. Muy pensado, atendiendo al ritmo natural del ser humano. A mis cursos asisten multitud de maestros que han cambiado su mirada hacia sí mismos y por tanto han modificado la mirada en sus clases, haciéndolas más creativas. La creatividad transforma la manera de ver el mundo. Reconocer a nuestro niño interior nos hace sentir respeto por nosotros mismos. El respeto hacia el niño interior trae respeto hacia el niño exterior. El respeto es amor.

¿Qué trucos nos darías para ayudarnos a conectar con nuestro niño interior?

Jeje, me faltan hojas: escuchar una música que te produzca placer y garabatear una hoja, pintar con los dedos, mover tu cuerpo de una manera diferente, comer tu comida preferida de niño, hacer una lista de las cosas que te hacen feliz… permitirte un día sólo de disfrutar con lo que más te gusta de la vida…y escuchar qué te dice tu niño interior…

Todo lo que tiene que ver con que lata tu corazón, que te conecta con percibir el mundo (los sentidos) la curiosidad de descubrir, y permita sentir lo simple de la vida. 

Los niños, son niños que tienen un niño interior que los adultos tendemos a adultizar... ¿cómo crees que debería de ser el día a día en las aulas de infantil?, ¿qué metodologías, actividades,... te parecen más adecuadas?... 

Imagínate que un trabajo de oficina le preguntaran a sus empleados: “¿Qué necesitas para estar a gusto?” esa empresa rendiría mejor seguro.

Creo que son ellos quienes tienen las respuestas habría que preguntarles a ellos, de hecho he dirigido un documental “Maestros de maestros” donde la Voz de la educación que quieren y necesitan es la de los niños y fueron felices (para variar) de sentirse escuchados (Se estrenará próximamente).

En un aula de infantil:

  • Jugar, jugar jugar y jugar y jugar y después jugar más. Y cuando ya se ha jugado, volver a jugar.
  • Que cada maestro (Que son seres maravillosos con un amor por la infancia digno del mayor de los respetos) escuche su propia intuición y creatividad, para poder escuchar a los niños. 
  • Proyectos creativos que fomenten la curiosidad e imaginación.
  • Y siempre atendiendo al ritmo interno de cada niño, respetándolo y nutriendo y alimentado su curiosidad mental, emocional, física e imaginativa. 

No me olvido de que eres una artista y en teoría todos sabemos que el arte tiene mucha importancia, pero profundicemos más... ¿qué papel tiene que tener en la vida de los niños (ya desde bebés)?, ¿cómo tienen que ser esos primeros contactos con ella?,...

El arte es placer, la vida es creación, toda experiencia artística ha de ser placentera. Jugar con el color sin más, disfrutar de una música, jugar con instrumentos, asistir a una obra de teatro o concierto en vivo… 

CONTARLES CUENTOS sintiendo y disfrutando cada palabra viva… Contemplar la belleza en todo… en una puesta de sol. Observar la melodía del viento en la naturaleza, el sonido de nuestros pies por un camino de tierra… eso es música…. Se me llena el corazón sólo de imaginarlo. 

Cuéntanos un poco más de tus cursos:

En los cursos presenciales ofrezco una experiencia muy cuidada a un grupo muy limitado de personas. Presencial de niño interior abro la formación anual (consta de 9 talleres, un sábado al mes, de octubre de 2015 a junio de 2016, si hay alguien interesado puede solicitar información en cursosmartaarteaga@gmail.com)

Ofrezco lo que a mi me ha servido y lo que soy: una unión de comunicación, expresión creativa, pedagogía y autoestima (conocimiento de uno mismo).

Mis formaciones de creatividad, cuentos y teatro, también las realizo a distancia (no hay que estar delante del ordenador a ninguna hora concreta, tienen material para descargar y realizar cómodamente al ritmo de cada uno) También realizo formaciones presenciales para maestros o colectivos, siempre que me lo solicitan.

Estos cursos son una arquitectura muy pensada y trabajada con mucho amor y respeto.

Es un sistema estructural pedagógico aplicable a todo tipo de colectivos, desde niños, maestros, padres, artistas, directivos de empresas… Experimentado durante años con grupos muy heterogéneos, para lograr que las personas se abran a su expresión creativa única, de una manera sencilla y tan natural como la vida.

Se respeta el ritmo interno de cada persona cuidando la parte mental, emocional y creativa, física e imaginativa y social. Y muy importante: la expresión, la comunicación única de cada persona.

En un espacio libre de juicios en donde prima el RESPETO a cada persona: es decir, está cuidado de tal manera que nos podemos sentir seguros y cuidados y mimados para que pueda emerger lo más vulnerable y sensible de nuestro interior en dónde residen las capacidades y cualidades de cada persona.

Para mi es un espacio de aprendizaje, crecimiento y de amor por la expresión del ser humano del que aprendo de una manera ilimitada. Es un placer compartido.

Esta es mi voz, siento que es interesante escuchar la voz de quien ha asistido a mis cursos, que tan generosamente comparten su experiencia en mi blog.

Si tenéis oportunidad no dudéis en apuntaros a sus cursos, seguro que os lo pasáis fenomenal conectando con vuestro niño interior.

©método Marta ARTEaga niño interior

Email: cursosmartaarteaga@gmail.com
Canal Youtube: Marta ArteagaARTISTA

16 comentarios

  1. Muy interesantes las palabras de Marta. Las tendré en cuenta. Muchas gracias, Isabel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que os resulte interesante, es un placer tener la oportunidad de conversar con personas tan inpiradoras como ella. :) Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hol. conocía los métodos y las experiencias de Marta y es una buena filosofía de vida. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran persona y es un placer encontrar personas tan inspiradoras como ellas. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gracias Isabel por compartir las palabras de Marta con todos nosotros. No tenia el placer de conocerla asik perfecto. Espero k tengas un gran comienzo de curso. Besos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una persona con mucho que aportar y espero que llegue lejos. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Excelente entrevista!Voy a seguir los enlaces para interiorizarme más.
    Muchas gracias y a jugar se ha dicho!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que disfrutes con los enlaces. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Yo también tendrá en cuenta muchas de sus ideas. gracias, una entrevista estupenda. muaks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que tengas en cuenta sus ideas. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me ha encantado vuestra conversación, Isabel.Gracias por compartirla. Te deseo un gran curso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es estupendo que te encante. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Muchas gracias Isabel y gracias a todas por vuestra sensibilidad y cariño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, es muy enriquecedor conversar contigo. Mil gracias por regalarnos una parte de tu tiempo. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Muy interesante la entrevista. Una visión de la vida, no sólo de la educacion, que estoy segura que nos haría mucho más felices a todos. Tendremos que practicar para sacar ese niño que está dentro de nosotros. Gracias por presentarnos a Marta. Un saludo Isabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que os resulte interesante esta entrevista y que sea un buen aporte para vuestro día a día con los más pequeños. Mil gracias por dejar tu huella por aquí. Un abrazo.

      Eliminar

¡No os olvidéis de dejar vuestra huella por aquí!