Archivo

¿Contáctamos?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

Created by Templates Zoo

Renacuajos infantil

Cosquillas...

¿Quién no recurrió alguna vez a las cosquillas para que un niño no se quedara dormido y así poder acabar de darle de comer?, ¿y para despertarlos?, ¿y para hacer las paces?,...

¿QUÉ SON LAS COSQUILLAS?


Según la RAE las cosquillas son una "sensación que se experimenta en algunas partes del cuerpo cuando son ligeramente tocadas, y consiste en cierta conmoción desagradable que suele provocar involuntariamente la risa". Resulta chocante que la definan como una sensación desagradable cuando no se puede negar la sensación de optimismo, "buen rollo", felicidad,... que transmiten.

 


¿A qué edad comienzan a sentir las cosquillas?

Según Rodrigo Riaño, máster en Neurociencias del Instituto de Neurociencias y Salud Mental de Barcelona y director del Departamento de Psicología del Politécnico Grancolombiano, desde el punto de vista neurológico, desde que nace el bebé, su cerebro está preparado para detectar las cosquillas ya que se originan por un estímulo táctil.

BENEFICIOS DE LAS COSQUILLAS

  • Ayuda a crear y/o a reforzar un vinculo con otras personas, por eso se aconseja que sean personas del entorno cercano del niño las que se las hagan. Además, a partir de este juego descubrirán al "otro" y se introducirán en la vida en grupo.
  • Desde que los niños son un poco más mayores se refuerza "el dar y el recibir" normalmente cuando un niño recibe cosquillas, escapa e intenta hacérselas a la otra persona.
  • A nivel emocional se descubre la alegría, la risa,... y se incorpora el elemento sorpresa y la incertidumbre al niño, ya que nunca se sabe dónde le van a hacer cosquillas ni en qué momento.
  • Las cosquillas son una forma de comunicación entre el bebé y el adulto. Son  un "diálogo" en el que hay un estímulo (cosquillas) y una respuesta que puede ser positiva o negativa (risa, amago de escapar, dar cosquillas, pegar, llorar,...). 
  • Se introduce otras formas de comunicación (gestos, lenguaje corporal, miradas,...).
  • Son una experiencia tanto a nivel auditivo, táctil y visual que favorece las conexiones neuronales.
  • Se estimula la emisión de balbuceos, gorjeos y del habla.
  • Fortalecen el sistema inmune y el corazón y estimulan las terminaciones nerviosas. 
  • Se estimula el movimiento de los niños, se tonifican los músculos y toma conciencia de su propio cuerpo.

ORIENTACIONES PARA ESTOS JUEGOS

Las cosquillas pueden ser llevadas al aula pero requiere que se sea especialmente cuidadoso y se respete en todo momento a los niños. Es decir a lo mejor de buenas a primeras hacer cosquillas no es lo correcto, ya que se requiere de una cierta relación de confianza.

A continuación os presento una serie de orientaciones para poner en marcha estos juegos:

Sobre el papel del adulto:

  • Estará atento a las necesidades de los niños, ya que hay momentos más propicios que otros para este tipo de juegos. Por ejemplo se deben evitar momentos antes del sueño y la comida porque los alterará.
  • Es muy importante saber parar: llega un momento en que los niños se cansan y el adulto deberá de estar atento y parar cuando sea necesario.
  • El adulto que se las haga debe tener un vínculo especial con los niños, ya que requieren una cierta relación de confianza.
  • Nunca forzar a un niño que rechaza las cosquillas. Se debe ser respetuoso y tolerante con él.
  • El adulto cuidará la mirada, el lenguaje corporal, la manera de hablar,...
  • Evitará distracciones tipo móvil, televisión, ordenador,...
  • Estará atento para reconocer las zonas que más les gustan a cada uno de los niños, por norma general:

  1. En los bebés hay que procurar que sean suaves y en la zona de las mejillas, del mentón y en la planta de los pies.
  2. A partir de los dos años se puede hacer en las zonas de la espalda, el cuello, el estomago y las axilas.

Sobre la atmósfera (momento, espacio,...):

No se puede negar que las cosquillas son una forma de comunicación por lo que hay que tener especial cuidado con el espacio, el momento, el lugar,... que se escoge, es decir con la atmósfera que se crea en este tipo de juegos.

  • Cuidar de que sea un ambiente privado e íntimo.
  • Seleccionar una superficie de apoyo (alfombra, sofá, cama,...) que no suponga ningún peligro para el niño.
  • Escoger momentos en que no haya muchas interrupciones (móvil, otras personas,...) y que no altere el ritmo de los niños (evitar momentos próximos al sueño).
  • Es cierto que hay momentos en las que pueden surgir espontáneamente y que pueden ser aprovechadas.
  • Dependiendo del tipo de actividad relacionada con las cosquillas que se planteé seleccionar un espacio acorde. Por ejemplo en un juego de persecución en el que al final cuando el adulto pilla a un niño tiene que hacerle cosquillas, lo ideal es hacerlo en un espacio donde puedan moverse y no haya peligros.

ACTIVIDADES 

1. Hablando sobre las cosquillas

Con los más mayores se puede hablar sobre las cosquillas: ¿tenéis cosquillas?, ¿dónde?, ¿os gustan que os hagan cosquillas?, ¿qué sentís cuando os las hacen?, ¿os reís mucho?,...

2. A la búsqueda de las cosquillas
Los niños buscarán las cosquillas en diferentes objetos, elementos de la naturaleza, marionetas, otras personas, etc.

3. Cosquillas airosas

Se trata de jugar a soplar a través de una pajita en el cuello, los pies,... de los niños. Nunca soplar en la cara o donde veáis que les molesta.

4. Cosquillas de peluche

Para esta actividad se necesitan muñecos o animales de peluche.
El adulto y el niño se sentarán en el suelo o en un sitio donde estén cómodos y relajados. El adulto llamará la atención del niño con el muñeco. Cuando el niño esté atento se acercará el peluche al niño y cuando le esté acariciando, el adulto sonreirá y dirá: "cosquillas, cosquillas,...".

5. Cosquillas rítmicas

Se pondrán diferentes músicas con diferentes ritmos y se moverán los dedos siguiendo el ritmo por el cuerpo del niño, con el objetivo de buscar las cosquillas.

6. Cuando vayas a la carnicería...

El adulto sujeta la mano del niño y mientras dice el recitado va realizando con su mano, como si de un cuchillo se tratara, pequeños cortes que parten de la mano del niño hasta llegar a la axila donde le hará cosquillas.

Cuando vayas a la carnicería,
dile al carnicero
que no te corte
por aquí, ni de aquí
ni de aquí,
sino de aquí, aquí, aquí.

7. Dedos pillos

Se trata de mover los dedos por una superficie que esté cerca del niño, para ello hay que cuidar que nos preste atención. Después de un rato caminando hacerle cosquillas suavemente.

Se le puede decir, para atraer su atención, "mira que va una arañita".

8. Dibujos cosquillosos

Se trata de hacer dibujos en la palma de la mano y en el pie. Es importante ir hablando sobre el dibujo que se haga.
A continuación os presento un recitado de mi autoría para dibujar en los pies o en las palmas de la mano:

Este es el cielo.
- Se acaricia la palma de la mano o pie. -
En el cielo de noche hay muchas estrellas, unas grandes y otras chiquitas, pero hay muchas estrellas.
- Hacer cruces en la palma de la mano o pie. -
En el cielo también está la luna, que jugando con el sol, se va asomando...
-Dibujar la luna en la palma de la mano o pie. -

9. Este cerdito...

En eHow proponen una actividad en la que utilizan recitados para contar los dedos y los aprovechan para hacerles cosquillas a los niños. Para ello se seleccionará un animal, en este caso un cerdo, y se irá recitando mientras se frota cada dedo según corresponda.

Este pequeño cerdito fue al mercado. 
- Se masajea el dedo gordo -
Este pequeño cerdito se quedó en casa.
- Se masajea el dedo índice -
Este pequeño cerdito comió carne.
- Se masajea el dedo corazón -
Este pequeño cerdito no comió nada.
- Se masajea el dedo anular -
Y este pequeño cerdito fue oink oink oink todo el camino a casa. 
- El dedo meñique se va a casa corriendo por el cuerpo del bebé y luego le hará cosquillas debajo de sus brazos -

10. Juegue a uno, dos, tres,... cosquillas

Es un juego de persecución en el que el adulto contará hasta tres, los niños saldrán corriendo y el adulto intentará pillar a los niños, cuando los pille les hará cosquillas.

Lo cierto es que cualquier juego de persecución o de escondite se puede aplicar las cosquillas, con la diferencia que cuando los pille o los encuentre, correrá detrás de ellos, para hacerles cosquillas.

11. La buenaventura

El adulto con el dedo índice dibujará un recorrido en forma de cruz y le hará cosquillas al decir "rascátela". Al final del juego, simulará que se come su mano. 

A la buena ventura
si Dios te la da,
si te pica una mosca,
¡rascátela!
Del pan blanco,
tú me lo das
y yo me lo zampo.

12. La hormiguita

Se van señalando diferentes partes hasta llegar a la axila y se le hacen cosquillas mientras se acompaña del recitado:

"Por aquí va la hormiguita,
buscando su casita.
¿La halló? ¿No la halló?
¡por aquí la encontró!
 

13. Zape gatito

Este juego consiste en decir el recitado, mientras se le hacen cosquillas en la barbilla.

Misinito,
coloradito.
¿Qué comiste?
Pan con ajito,
¡Zape, zape gatito!
Mizo,gato
¿Qué comiste?
Sopitas de la olla.
¿Con qué las tapaste?
Con el rabito
¡Misinito, misinito!

14. Masajes


Seleccionar esponjas, pinceles, brochas, plumas,... Se trata de masajear con diferentes objetos la palma de la mano o de los pies. ¡Ya veréis que risa!

15. Ñam, ñam, ñam

Para jugar los adultos se ganarán la atención de los bebés y una vez que estén atentos les darán pequeños mordiscos en los pies y en el cuello. El adulto puede extender el juego esperando unos segundos y luego le hará cosquillas en el cuello con la boca mientras dice "ñam ñam ñam".

16. Pajarito sin cola 

El adulto señala hacia arriba y le dice al niño: "un pajarito sin cola". Cuando el niño mira hacia arriba se le hacen cosquillas en el cuello y se le dice: "mamola, mamola, mamola".

17. Por aquí 

Se empieza acariciando la palma del niño, haciendo un recorrido en forma de cruz. Después el adulto lleva sus manos a la frente y, al final, a la tripita del niño a la vez que le hacemos cosquillas. 

Por aquí fría,
por aquí caliente,
las llevamos a la frente
y despues al vientre.

18. Por esta pierna

Recorrer la pierna del niño con el dedo índice y anular de la mano simulando el caminar del hombre, hasta llegar a la altura de la ingle donde se le hará cosquillas.

Por esta pierna
subía un hombre,
pisando fuerte
con los tacones.
Y se metía...
¡por aquí, por aquí!

19. Pon, pon, pon (en galego)

Cando se di: “pon, pon, pon” dánselle toques co dedo na palma da man do neno, no resto dos versos fánselle cóxegas tamén na man.

Pon, pon, pon
a lancha de Beceiro,
pon, pon, pon
vira patas “pra” arriba,
pon, pon, pon,
cargada de carbón,
pon, pon, pon,
na ría de Ferrol.

Cortizas, Antón: ”Chirlosmirlos...”
Fuente: http://orellapendella.gal/pon-pon-pon/

20. Cosquillas de cuento

Esta actividad es para los mayores de 24 meses, se trata de que dentro de ella se metan títeres (Caperucita Roja, el Flautista de Hamellin, el lobo,...). El adulto irá sacando títeres que contarán su experiencia con las cosquillas y que propondrán a los niños jugar con ellas.

-¡Auhh!...No soy un lobo feroz, soy un lobo cariñoso al que le encanta leer. ¿Sabéis lo que más me gusta? Me gusta que las páginas de los cuentos hagan cosquillas en la palma de la mano. (Los niños acariciarán las páginas de los libros, buscando las cosquillas).

-¿Sabéis quién soy? ¡Sí! Caperucita Roja. Ya sabéis que me gusta mucho pasear por el bosque. Pues lo mejor de esos paseos son las cosquillas de la hierba en la palma de mis manos y pies. (Los niños acariciarán la hierba, buscando las cosquillas).

-¡Hola, hola! Creo que no nos conocemos, yo soy el flautista de Hamellin. Allá donde voy siempre me acompaña la flauta y sé tocarla muy bien. Cada vez que me pongo a tocar, el viento travieso se divierte haciéndome cosquillas en el cuello. (El adulto soplará suavemente en el cuello de los niño). 

-Oink, oink,... ¿Os acordáis de mi? Sí soy un de los tres cerditos. ¿Sabéis lo que hizo hoy uno de mis hermanos? Veréis nos despertó haciéndonos cosquillas con una pluma... ¡Oink, oink! ¡Qué risas! (El adulto hará cosquillas a los niños con la pluma).

(...)


Hasta aquí la entrada de hoy... ¿Os apetece una guerra de cosquillas?


Fuentes:

"Juegos de cosquillas"
http://www.ehowenespanol.com/juegos-cosquillas-bebes-info_208563/
"¿Por qué no se debe hacer cosquillas a los niños?"
http://www.revistafamilia.ec/index.php/articulos-padres-e-hijos/3542-ipor-que-no-se-debe-hacer-cosquillas-a-los-ninos
"Redes-Entrevista a Robert Provine"
http://www.rtve.es/tve/b/redes2007/semanal/prg361/entrevista.htm
Imagen
http://www.flickr.com/photos/sukiweb/6109192600/

18 comentarios

  1. Solo me río de pensarlo, jaja. Interesantes los juegos que ya nos da pie para empezar la guerra . La risa es contagiosa y como dices beneficiosa así que al ataque. buen finde. un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas fue la entrada con la que más me reí. :) Jajaja. La risa es muy beneficiosa y hace mucha falta en los tiempos que corren. Muchas gracias por dejar tu huella por aquí. Un beso.

      Eliminar
  2. Una entrada muy, muy buena. Cuánto dan de sí unas cosquillas. No hay nada mejor que reírse y hacer reír y nada mejor para ello que con la cosquillitas. Así que nos has hecho un regalo con este post. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Gracias Isabel, me encanta!!!!!!! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosquillas dan mucho de si y generan un buen número de oportunidades de aprendizaje, como tú bien dices. Muchas gracias por dejar tu huella por aquí. Un beso.

      Eliminar
  3. Con todas las cosquillas que tengo yo....y nunca habia pensando en tantas cosas que se pueden hacer con ellas. Me ha encantado la entrada Isabel. Que ten gas un buen fin de semana. Muchos besos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosquillas dan mucho de sí, sin lugar a dudas. :) Buen finde tambien para ti y gracias por dejar tu huella por aquí. Un beso.

      Eliminar
  4. Una entrada muy divertida Isabel además de pedagógica y terapéutica.Un beso de Gracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las cosquillas tienen ese poder de generar muchas oportunidades de aprendizaje y al mismo tiempo ser terapeuticas. Muchas gracias por dejar tu huella por aquí. Un beso.

      Eliminar
  5. jajajaj, con la de cosquillas que yo tengo y las que les hago a mis chiquis, jajajajaja. una entrada magnífica. un beso muy cosquilloso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Seguro que os lo pasáis genial con ellas. Muchas gracias por dejar tu huella por aquí. Un beso sin cosquillas (que yo soy de las que lo pasa fatal con ellas).

      Eliminar
  6. Hola Isabel. Acabo de unirme a tu estupendo blog. No lo conocía. Una entrada muy interesante. Cuantos disgustos he quitado yo en el cole con unas cosquillas, cuántos juegos terminan con cosquillas... y es que son "únicas", curan, alegran, divierten... Besos y cosquillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva. Cuanta razón tienes las cosquillas son únicas. Muchas gracias por seguirme y dejar tu huella por aquí. Un beso.

      Eliminar
  7. Gran entrada, Isabel. Yo también creo que la risa y las cosquillas son muy beneficiosas ja ja Creo que no hay ninguna parte de mi cuerpo donde no tenga cosquillas ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana. Yo también tengo muchas cosquillas pero soy de las que lo pasa mal con ellas pero si me las dan en su justa medida, las aguanto y tolero. :) Un abrazo.

      Eliminar
  8. Por tu maravilloso blog, y por tus palabras de apoyo, te he dejado un premio en:
    http://escueladeblanca.blogspot.com.es/2014/03/premio-dardos.html
    Espero que te guste, aunque me figuro tendrás premios de todos los colores...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, cualquier premio sea del color que sea siempre me hace muchísima ilusion. :) :) Un saludo

      Eliminar
  9. Genial y divertida, me ha gustado mucho leer esta entrada... No pueden faltar las cosquillas en nuestra vida, en su justa medida nos dan un buen rollo tremendo.

    Por cierto, quisiera recomendarte la tienda de chupetes personalizados Chupetitos, soy clienta desde hace tiempo y me encanta. Tienes muchos artículos chulisimos de puericultura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que os guste. Gracias por compartir ese espacio conmigo, no lo conocía. Le echaré un ojo. Un saludo.

      Eliminar

¡No os olvidéis de dejar vuestra huella por aquí!