Archivo

¿Contáctamos?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

Created by Templates Zoo

Renacuajos infantil

Conversamos con... Judit Cueto

Hoy inauguramos una nueva sección en Renacuajos infantil en la que os iremos ofreciendo una serie de entrevistas sobre algunos temas que pueden ser de interés tanto para las familias como para las personas que trabajan en esta etapa. En esta ocasión nos centramos en el papel del dibujo infantil en el primer ciclo de infantil (0 a 3 años).

Os presentamos a...


Judit Cueto Lázaro, licenciada en Psicología y diplomada en Grafoanálisis por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en la orientación profesional de adultos y adolescentes, y desde finales de 2012 imparte formación tanto presencial como online sobre interpretación del dibujo infantil.

Actualmente está al frente del portal web www.garabatosydibujos.com y tiene en marcha la comunidad formativa sobre interpretación de dibujo infantil donde poder aprender de forma práctica el análisis e interpretación de dibujos.

El dibujo libre lo limitamos a la cera y al folio o también puede ser extendido a hacer dibujos en el aire con el dedo. Es decir, ¿qué es y qué no es el dibujo libre?

En primer lugar yo diferenciaría el dibujo libre del dibujo espontáneo. El primero se refiere a que el niño recibe una consigna sobre un tema a dibujar y este lo hace libremente según su parecer. En cambio el dibujo espontáneo se produce en el momento que el niño decide sin consignas ni limitaciones en su realización.

Ahora bien, un dibujo realizado con libertad puede hacerse con cualquier material y en cualquier soporte, ya sea con un palo en la arena, con el dedo mojado en témpera, o con los dedos de los pies, si esa es la forma con la que el niño desea expresarse. Desde este enfoque sería dibujo libre aquel que se lleva a cabo cuándo y cómo decide ese niño, como una parte más de su juego.

¿A qué edad podemos empezar a hablar del dibujo libre? ¿En algún momento de nuestra vida hay que dejar de hablar de dibujo libre?

Desde que el niño extiende la comida con su mano en el suelo o en la mesa se puede hablar de dibujo libre, aunque sea de un modo muy rudimentario aún. Este descubrimiento llevará al pequeño a probar con otros materiales para ver que consigue con su manipulación y le servirá como parte de sus experiencias perceptivas.

Tomando en consideración el dibujo como un medio de expresión y comunicación no verbal, no debería dejarse de lado nunca a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, es cierto que a medida que el niño va siendo más consciente de la expresión artística a través del dibujo (hacia los 8 o 9 años más o menos), intenta representar la realidad conforme a lo que ve y se interesa por reproducir obras o dibujos de otros. En cierta manera, esto hace que los dibujos del niño vayan perdiendo espontaneidad e identidad propia, y por tanto también, la libertad en ser realizado.


¿Qué supone para el niño el dibujo libre?

Dado que el dibujo es una forma de expresión más en el repertorio del pequeño, poder realizarlo de forma libre le permite comunicarse sin barreras y desplegar abiertamente su manera de ser y de sentir. Gracias a este fluir del interior al exterior toma consciencia de sus actos y da rienda suelta a su creatividad, mostrando su manera particular de percibir las cosas. Además, le permite poner a prueba sus propias capacidades y potenciar sus destrezas, y es una fuente de autoconocimiento fundamental para el niño.

En los últimos tiempos se puede notar una cierta preocupación por lo que significan los dibujos de los niños tanto por parte de familias como de profesionales de la educación pero… ¿Hasta qué punto podemos interpretar los dibujos de niños de menos de 3 años? ¿Qué consideraciones tenemos que tener en cuenta para interpretar los dibujos de niños tan pequeños?

Aunque pensemos que los garabatos no tienen suficiente peso interpretativo no es así. Como dice Evi Crotti en su libro "Garabatos", el garabato nos permite explorar el mundo instintivo y afectivo del niño y con él captamos la riqueza de su mundo interior. Igual que el llanto o la sonrisa son mensajes a través de los cuáles conocemos el estado de ánimo del pequeño, sus garabatos nos revelan importante información sobre su temperamento y carácter.

Un garabato se compone de dos elementos principales: el gesto y el trazado. Con el gesto nos referimos a la intención del niño de representar algo, mientras que el trazado nos muestra la soltura con la que realiza sus dibujos. Partiendo de aquí, debemos centrar nuestra atención en seis aspectos a la hora de observar un garabato:
  1. El modo de coger el instrumento
  2. El espacio de la hoja que ocupa el dibujo
  3. El lugar donde lo inicia
  4. La continuidad y fluidez del trazo
  5. La presión que ejerce sobre el papel
  6. La forma que predomina en el dibujo (curva o ángulo)

He visto en algunas escuelas infantiles como los niños de más de un año los motivaban a dibujar lo que habían vivenciado, lo que habían sentido,... después de un cuento o película ¿Qué opinas sobre esta práctica? ¿Podemos considerarlo dibujo libre?

Considero que aún no están preparados para entender tales consignas. En etapas tan tempranas los niños están centrados en su yo y en su presente, y con sus dibujos no pretenden representar nada específico de la realidad, solo juegan. Hablarles de algo a posteriori no conecta con sus sensaciones pasadas. En todo caso representarán lo que viven y sienten en el momento concreto en el que reciben la consigna.

Madurativamente su psicomotricidad está en desarrollo y lo que está haciendo el niño en esta etapa es jugar y experimentar con los trazos y los colores desde su experiencia interna. Quizá sería más conveniente evocar ese cuento o película con música relacionada y entonces proponer la actividad.

Y sobre si se puede considerar dibujo libre, si partimos de la definición que he realizado, se podría considerar en la medida que solo se le induce el tema al niño y no se dirige como debe de ser su representación. Sin embargo, considerando la libertad en el dibujo como un medio de expresión sin barreras ni imposiciones y teniendo en cuenta este juego innato que es pintar, no sería propiamente libre, ya que el niño no decide si quiere o no dibujar, debe hacerlo a partir de algo que le proponen los adultos, y aquí se rompe su juego.



 ¿Qué errores se suelen cometer en la escuela infantil de 0 a 3 años con respeto al dibujo libre?

Creo que aún existe mucho desconocimiento respecto al dibujo infantil, aunque es un tema estudiado desde hace muchos años. Esto es lo que lleva a prácticas incorrectas respecto a esta actividad.

Sin lugar a dudas el primer gran error es pautar el dibujo. No hay nada más contraproducente que limitar a estas edades (y a todas en realidad) la manera de expresarse a través de él. En muchas guarderías se les proporcionan fichas para realizar determinados dibujos o formas, transmitiendo unos modelos concretos sobre lo que hay que dibujar y cómo hacerlo. De esta manera, condicionamos su forma natural de expresarse y limitamos su creatividad natural, y no tenemos en cuenta ni su ritmo natural de aprendizaje ni sus intereses y motivaciones respecto al dibujo.

Tampoco suelen tener espacios adecuados, que sean amplios y estén siempre disponibles para realizar la actividad, y que permitan tanto la realización en vertical como en horizontal. En muchos casos deben compartir su espacio con otros, incluso sus hojas, en zonas específicas del aula.

En muchas ocasiones se les restringe el acceso a los distintos materiales ("hoy tocan témperas", "hoy ceras",...) e incluso a los colores, y en general deben compartir entre todos el material, de forma que no pueden disponer de varias opciones.

Y después están las intervenciones valorativas, que son tan nefastas para esta actividad. Y no me refiero solo a las correcciones, sino también al típico "muy bien" que se lanza cada vez que el niño hace algo. Con todo ello entienden que hay maneras correctas e incorrectas de hacer las cosas y comienzan a dibujar para agradar y recibir elogios. El dibujo ya no es el fin mismo, sino que el resultado que se espera conseguir con él.

Todo esto perturba la forma de expresarse y jugar de los niños a la hora de realizar sus dibujos.

¿Cuál sería la manera adecuada de incorporar el dibujo libre en las aulas del primer ciclo de educación infantil (0 a 3 años)?

Yo considero que la forma más adecuada y respetuosa con el niño es acondicionar un espacio a disposición del pequeño donde sepa que puede dibujar libremente siempre que le apetezca, con una dimensión suficiente para poder desplegar el papel y con materiales variados y en buenas condiciones.

Debería ser una zona tranquila y con luz constante. Y por supuesto libre de modelos, limitaciones o valoraciones, para que el niño sienta realmente esa libertad de acción en su juego de pintar.

Esto no significa que se les deje hacer de cualquier manera: es necesario cuidar el espacio y el materia1, y cubrirse con alguna bata o delantal, porque se van a manchar seguro. De esta manera también aprenden "las reglas" de este juego.

¿Qué rol deben cumplir los educadores y maestros ante el dibujo libre? ¿Y las familias?

Como en las otras actividades del aula, considero que a estas edades los profesionales deben tener el papel de facilitadores. Una vez el niño se planteé dibujar, les deben proporcionar todo aquello necesario para que se desarrolle de forma fluida y constante (aunque para el niño solo se trate de una sesión de cinco minutos). Por tanto debemos ayudarle a situar el papel en la pared o la mesa, facilitarle el material que nos pida, acercarle algo que se le haya caído, etc. Sobre todo es importante no interrumpir el proceso, por lo que se deben evitar comentarios y valoraciones respectos sus dibujos.

En casa se deberían ofrecer unas condiciones similares, aunque si no disponemos de un espacio específico, al menos deberíamos poder acondicionar alguna zona de la casa con todo lo necesario en el momento que el niño quiera dibujar y adoptar el papel de ayudante.

El objetivo final es que se desarrolle este juego de la forma más natural posible y con las mínimas intervenciones por parte de los adultos.

Las recomendaciones de Judit:

  • "La semiología de la expresión" de Arno Stern (por el enfoque que propone frente al dibujo infantil).
  • Cualquiera de las obras de ViktorLowenfeld, destacando la de "Desarrollo de la creatividad" y "El niño y su arte".
  • El blog de Diraya


Desde Renacuajos infantil agradecemos la colaboración de Judit por dedicarnos su tiempo y hacer este aporte sobre el dibujo. Además os invitamos a que le echéis un ojo a su web y la sigáis en sus redes sociales porque seguro que os resultará de interés profundizar en el papel del dibujo con niños tan pequeños.

18 comentarios

  1. Muy buena entravista. La información muy valiosa. Gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que sea un buen aporte. Saludos

      Eliminar
  2. Una entrada muy interesante, a veces no le damos importancia al dibujo y la tiene pero es verdad que cuesta cada vez más que los peques te hagan algo libremente, siempre piden algún modelo de referencia,.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Muchas gracias por pasar y comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Una entrevista super-interesante que ha abierto nuevos caminos de reflexión. Voy a echar un vistazo a Garabatos y dibujos.com
    ¡Muchas gracias por compartirla!
    Besitos
    Carme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que resulte interesante y haga reflexionar. Muchas gracias por pasar y comentar. Besos.

      Eliminar
  4. Esta seccion va a ser un exito ISabel....Muy buena entrevista ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen. Lo cierto es que estoy un poco sorprendida porque está gustando mucho. Un beso

      Eliminar
  5. Una gran entrevista, Isabel. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Creo que has dado en el clavo, esta entrevista nos ha abierto muchas esperanzas para que los buenos profesionales nos aporten sus conocimientos. Me ha encantado. Muchas gracias, guapísima, por pensar en todos nosotros. un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Blanca. Me alegra que esté gustando y que sea un buen aporte para nuestro día a día con los más pequeños. Un beso

      Eliminar
  7. Primero Isabel felicitarte por este nuevo espacio en tu blog, una idea muy acertada. La entrevista me ha encantado, siempre me ha llamado mucho la atención este tema y no conocía esa web. Gracias! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen, me alegra que sea de vuestro interés tanto la nueva sección como el dibujo infantil. Un beso

      Eliminar
  8. ¡Hola Isabel! me encanta esta nueva sección del blog, y me ha gustado mucho esta primera entrevista. Además el dibujo infantil es un tema que siempre me ha resultado interesante y sobre el que investigue un poco en la carrera. ¡Un beso guapi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Maite! Me alegra que os guste esta nueva sección. Tmabién me alegra que andes de vuelta por la vida bloggera. Un beso

      Eliminar

¡No os olvidéis de dejar vuestra huella por aquí!